Tener la voluntad de generar el cambio

jueves 02 febrero 2017



De eso se trata la ONG, Seven Women creada por Stephanie Woollard en 2007.

Este proyecto comienza cuando ante la situación de discriminación sufrida por las mujeres con discapacidad en Nepal‚ Woollard tomó la decisión de generar un cambio, y así emprendió con esas primeras siete mujeres un camino de entrenamiento y potenciamiento de sus habilidades.

En Nepal, las mujeres no son consideradas ciudadanas al igual que los hombres, y su situación empeora tratándose de mujeres con discapacidad.

El objetivo de Seven Women es independizarlas económicamente‚ y así‚ producir un cambio radical tanto social como personalmente en sus vidas. A las mujeres participantes se les ofrece capacitación y empleo‚ logrando alejarlas de la marginalidad a la que están sometidas‚ pudiendo lograr una mejor calidad de vida y al mismo tiempo‚ empoderándolas mediante el aprendizaje de habilidades que les permiten ser autosuficientes e independientes.

Así este proceso empieza con la fabricación de productos de tejido y continua con su comercialización por la web de la organización.

La cadena de valor de cada producto está totalmente intervenida por las mujeres que participan en el programa‚ basada en los principios del comercio justo de la Organización Mundial del Comercio Justo.

En la actualidad, Seven Women ya no solo capacita mujeres para la fabricación de manualidad, sino también en computación, literatura, derechos humanos y educación sexual, habiendo extendido la participación a mujeres divorciadas, madres solteras y viudas.

Si de tener voluntad y ponerle garra se trata, Seven Women va llevando la delantera y no generan otra cosa que no sea admiración.

Sitio Web de Sevenwomen


Deja un comentario

Suscribite!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte, asi te mantenemos al tanto.

Mujer del Mes

caro

Catalina Bu, ilustradora: los multicolores trazos de su vida

Sacrificios, dudas, momentos alegres y otros de rotundo shock. La vida de esta penquista creadora de Diario de un Solo, dio un giro de 180 grados cuando se enamoró de la ilustración, disciplina que le ha hecho sacar lo mejor de sí misma para demostrar que concretar los sueños y vivir de una pasión, son una meta posible.